sábado, 2 de febrero de 2013

lunes, 28 de enero de 2013

Un poema


Un poema


En tus manos está escrito un poema

que habla de ti,
que habla de mí,
que se derrama desde
las puntas de tus dedos
y camina cada rincón de tu piel.
Es un poema que cuenta
los espasmos de nuestros cuerpos
cada vez que los unimos,
que habla de pasión y de placer,
de gemidos y suspiros,
de locuras de amor.

Un poema que rompe tus silencios
con los cantos de Orfeo.
Un poema que se enhebra
para tejer cada beso que nuestros labios inventan.
Un poema que escudriña la generosidad de la noche,
que  hace más larga las horas de nuestra propia noche.

En tus manos está escrito un poema

que habla de ti,
que habla de mí... no dejes nunca de leerlo.

martes, 15 de enero de 2013

Miedo




Miedo

Sabes, a veces tengo miedo.
Miedo de no tenerte a mi lado
para que me cierres los ojos
cuando la muerte decida
tomarme de la mano.

miércoles, 13 de junio de 2012

Sentencia



Sentencia
  
Me piden ser implacable
en la sentencia
que por el delito que has cometido
debo dictar.
No saben ellos
que no puedo condenarte,
pues, al igual que lo hizo Friné,
tú también me mostraste tus pechos.

sábado, 14 de abril de 2012

A oscuras


A oscuras

Juro que a partir de ahora
         dejaré de pagar el recibo de la luz
                                         Luis E. Aute


      Una mujer desnuda y en lo oscuro
         genera una luz propia y nos enciende
                                                Benedetti



¿Para qué la claridad
si la oscuridad me lo da todo?
Me da tu piel para que las ganas se viertan
y mis manos se pierdan en ella.
Me da unos labios a pedir de boca
y la oportunidad de besarte
sin cerrar los ojos.
Me da también la eternidad del tiempo
que Cupido detiene
para que la noche no perezca.
Me da un mar de sudores
con el aroma de la vida,
el ansia y los espasmos
que solo nuestros ojos pueden ver.
Me da la suavidad de las sábanas blancas
cómplice de esta pasión.
Me da tus cabellos
para que mis secretos se escondan en ellos
y una luna discreta que se oculta sin molestar.
Entonces vuelvo y pregunto:
¿Para qué la claridad, amor,
si la oscuridad me lo da todo?

viernes, 30 de marzo de 2012

Infidelidad


Infidelidad

Me cuentan
que me han visto en tu piel,
que subo y bajo
como por las escaleras del centro comercial.
Me cuentan igual
que cuando me ven en tu piel
en tus ojos se refleja un brillo
de mediodía
y tu lengua humedece
lentamente cada uno de tus labios.
También me han contado
que como animal en celo
he marcado territorio.
Qué fortuna tenemos, amor,

que tu marido... ¡sea ciego!


martes, 20 de marzo de 2012

Delirio





Delirio


Me encanta contemplarte
en esas noches cuando,
como espíritus que no hallan sosiego,
tus labios
recorren cada recodo de mi cuerpo.
Y en tu loca fantasía
me envuelves en un mar
de lujuria y espasmos.

miércoles, 22 de febrero de 2012



Perdón


... y es que tu cuerpo desnudo,
laudable y sereno,
lleno de vida
me embriaga
y me lleva a perdonarte la felonía.

sábado, 11 de febrero de 2012

Aroma




Aroma

No es la fiebre
 la que está en las sábanas,
es tu aroma de mujer en celo
que en cada madrugada
hace hervir mi sangre
y me lleva a un mundo de unicornios.
Un aroma que mina
y   mi esperanza aviva,
que mi leño atiza
y  mi existencia humedece.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Anhelo




Anhelo

Deja que mis manos
aprendan de memoria
cada pliegue de tu piel,
que luego cálidamente
en mi soledad recuerdo.

jueves, 26 de enero de 2012

Tormenta




Tormenta


Paso a paso, como llovizna de abril,
mi saliva se va quedando
en cada poro de tu piel.
Y en la horcadura
donde emana la vida
se riega mi simiente,
liberando una tormenta
de placer y de gloria.
Acto seguido,  la calma.



sábado, 21 de enero de 2012

Aprendizaje

                       


Aprendizaje

De ti aprendí
que el blanco es el color del lunes,
que en cada noche
hay que reinventar los sueños,
que la seducción debe ser brutal
y que el amor hay que darlo a borbotones.
Tú me enseñaste
que el café de la mañana
debe ser dulce, muy dulce,
que los besos a hurtadillas
son los mejores,
que de vez en cuando
hay que creer en el horóscopo
sin perder la fe en Dios,
y que una mujer
es más hermosa desnuda
que bien vestida.
De ti aprendí
que las canciones de Silvio
no son tan raras como parecen,
que una copa de vino diaria
evita el infarto
y que la mejor bienaventuranza está en tu piel.
Tú me enseñaste que cualquier sitio
es bueno para hacer el amor
y que las estrellas son alcanzables.
De ti aprendí
que no hay que rezar demasiado
para conseguir un milagro,
que solo basta el amor

para mover montañas.

Víctor González Solano (Colombia)
Con este poema participo del cuarto Concurso de Poesía de Heptagrama

lunes, 16 de enero de 2012

La espera




La espera

Hay un tibio silencio
que permite que a lo lejos
se escuche tu voz.
Yo sigo aquí,
esperando tu llamado.

miércoles, 11 de enero de 2012

Igual



Igual

Las cosas están tal como las dejaste,
detenidas en las manecillas de un reloj
que se entregó a la soledad.
Los libros y el baúl
permanecen inmóviles
cubiertos por el polvo
que duerme los recuerdos.
La humedad de la vida
se detuvo en cada pedazo de pared,
como esperando tu regreso,
y una cama  reclama tus sudores.
Ya nada es igual,
hay un vacío urgente que se clava en la piel
y un nudo en la garganta
que a ultranza se queda conmigo.
Ya nada es igual,
aunque lo parezca.
Está todo tal como lo dejaste
aquella fría mañana de abril,
en la que decidiste
desprenderte del cansancio

que a veces produce el amor.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Pudor


Pudor

Desvístete mujer,
no importa
que el vestido que llevas
sienta vergüenza
porque, al quitártelo,  lo estés desnudando.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Olvido


Olvido

Hoy se me olvidó
que te olvidé,
y entonces quise devolver
los besos que te debo,
escribir el verso que te prometí
y repasar de nuevo
la lección de la vida
escrita en tu piel.
Hoy, mujer,  se me olvidó que te olvidé,
y anhelé encontrar
tu mirada más diurna,
desparramar sobre ti uno a uno los suspiros sin fin
acumulados en la alacena de mis pasiones
y caminar, bajo la lluvia, las viejas calles empedradas,
cómplices silenciosas de nuestro romance.
Hoy se me olvidó que te olvidé
y pretendí romper los botones de tu blusa
para liberar los dos sublimes gorriones que allí anidan,
pero la misma vida me tocó el hombro

y, entonces,  recobré la  memoria.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Invitación


Invitación


Te convido a vivir
en un verso de Benedetti
y en la rayuela de Cortázar,
a que caminemos agarrados de la mano
por el diapasón de la guitarra de Serrat,
o a cobijarnos en una canción de Lennon
y en la voz sin miedo de Mercedes y Violeta.
A que nos pintemos con los colores de Frida y Diego
y recorramos sin temor el boulevard de los sueños rotos
que Sabina construyó para Chavela.
Te convido, amor,  a que nos arrullémonos en la vie en rose de la  Piaf y cambiemos el llanto de las plañideras
por sonrisas sinceras.
Te invito a que te hagas cómplice
de mis miedos, de mi cobardía,
de mis triunfos y frustraciones.
Te convido a que hagamos del placer
que produce la unión de nuestros cuerpos
un amigo fiel al que visitamos a diario.
Te convido, como dice Silvio, a que me creas

cuando digo futuro.

viernes, 25 de noviembre de 2011

La espera



La espera

Ella no sabe
que cada mañana,
cuando su cuerpo atraviesa mi calle,
mi respiración acelera.
Ella no sabe
que mis ojos la siguen
hasta el sitio
donde su amante la espera
para, tal vez, al igual que a mí,
acelerar su respiración.
Ella no sabe
que mis sueños están preñados de su presencia
y mis versos se escriben con su ser.
Ella no sabe
que en la clandestinidad,
detrás de una ventana,
otro amante la espera.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Invocación



Invocación

En esta oscuridad de desamor
que me acaricia,
invoco a Prometeo
para que robe
tan solo una chispa
de tu ternura.
Con ella, basta y sobra.

lunes, 31 de octubre de 2011

Divinidad


Divinidad

Dios bendiga
el movimiento altanero y vanidoso
de tus caderas,
que suma y multiplica pasiones,
en exótica operación matemática.
Dios bendiga tus caderas
y sus alucinantes curvas pecaminosas
que parecen salidas
del Cantar de los Cantares.
Caderas donde se esconde la pasión de la cumbia
mientras son reclamadas a gritos
en las calles por donde transitas,
caderas que cada noche
convierto en grupas
y monto para conquistar la vida
y abandonarme por completo al placer.

sábado, 29 de octubre de 2011

Agua fresca




Agua fresca


Cuando llego a tus labios
me viene el recuerdo
del agua fresca
de la tinaja de la abuela.
No pares nunca de calmar mi sed.

Marilyn


Marilyn


Gracias,  Marilyn,
por mantenerte eternamente joven y bella
en la memoria y en el corazón de quienes
inexorablemente nos hacemos viejos.
Te amamos así de hermosa, con el cutis terso,
bella, llena de vida,
siempre joven, siempre sensual
ícono inmortal.
Tu mirada de niña buena,
tus rizos de oro, como de doncella de cuento,
están allí detenidos en el espacio,
lugar perpetuo de todos tus días.
Marilyn, despensa de placeres y lujurias,
diva amada y odiada,
amante secreta de hombres anónimos.
Hoy, gracias a la muerte, te seguimos viendo joven,
aunque a  nuestras ansias
las haya cansado el tiempo.
Gracias, Marilyn,

por mantenerte eternamente joven y bella.

Do Mayor




Do mayor

Afina mi erotismo
sin pudor.
Afínalo.
Prometo darte
mi do mayor.

viernes, 28 de octubre de 2011



Respuesta

Torso desnudo.
Lengua que camina despacio y silenciosa.
Piel que se eriza.
Hendija que divide el final de tu espalda.
Punto de unión.
Jugos de amor.
Alzo mi rostro… tomo un respiro.
Me embriago.
Entonces entiendo
el por qué de la vida.

viernes, 18 de marzo de 2011

Viajero



Viajero

“Nothing’s gonna change my world”
- Lennon & McCartney -

Después de catar y disfrutar
el vino fino, de aroma almendrado,
que con celo guardas en tu sacristía,
me dispongo a partir
a un viaje eterno
por mares de placer y seducción.
Un viaje que siempre me lleva al mismo puerto:
tu cuerpo despejado.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Tus labios



Tus labios

Tus labios, son el pan de la mañana,
albergue de deseos
y baúl de ilusiones.
Puente
de la bendición y la maldición,
de la risa y el llanto.
Escudos de carne tierna
que protegen al corazón,
 responsables de una ceguera voluntaria
que me permite ver
un mundo de ambrosía
y conocer el milagro del amor.
Fruto maduro y dulce
del árbol de tu existencia,
sabor de tu vida misma,
fuente donde se haya la felicidad.
Vagones de un tren sin prisa
que recorre caminos de piel,
gemelos santificados
que al unirse a los míos
encienden la pasión del beso.