miércoles, 11 de enero de 2012

Igual



Igual

Las cosas están tal como las dejaste,
detenidas en las manecillas de un reloj
que se entregó a la soledad.
Los libros y el baúl
permanecen inmóviles
cubiertos por un polvo
que duerme con los recuerdos.
La humedad de la vida,
se detuvo en cada pedazo de pared,
como esperando tu regreso
y una cama  reclama tus sudores.
Ya nada es igual,
hay un vacío urgente que se clava en la piel
y un nudo en la garganta
que a ultranza se queda conmigo.
Ya nada es igual
aunque lo parezca.
Está todo tal como lo dejaste
aquella fría mañana de abril,
en la que decidiste
desprenderte del cansancio
que, a veces, produce el amor.

28 comentarios:

  1. Es este un poema bien estructurado.Aunque con un dejo de melancolía que produce la ausencia del ser amado. Excelente tu blog. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Si todo sigue igual, si nada ha cambiado, tal como lo decís, entonces seguramente, algo está cometiendo una tremenda injusticia con tu vida. Y si lo revemos ? quizás algo ha cambiado y no lo hemos notado, solo por pensar que todo está igual...

    Un beso grande, para mi también es un placer leerte.

    Juan

    ResponderEliminar
  3. Quizás esté todo igual porque esperas su regreso....
    Bellísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ummmmm la verdad es que hay cosas que no se olvidan nunca, aunque no regresen jamás..

    Me ha gustado mucho tu blog..

    Un beso y gracias por pasar por mi Mirada.. siempre es agradable conocer a nuevos amig@as...

    ResponderEliminar
  5. Romántico poema, escrito con mucho acierto y muy buen ritmo. Sabe a nostalgia.
    Besos amiga y gracias por elegir mi espacio.

    ResponderEliminar
  6. Pobre amor, o pobres de nosotros, que lo estropeamos.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un poema cargado de nostalgia por un amor que ya no está.
    Supongo que el baúl y los libros los tienes apartados en el desván.En estos tiempos que corren no se puede esperar tanto.

    Un placer Víctor.

    ResponderEliminar
  8. El amor no cansa, tal vez se desgasta o se apaga por descuido, pero la falla siempre es de los dos.

    Muy sentido poema!

    Abrazos alados.

    ResponderEliminar
  9. las ausencias nos dejan ese sabor a melancolía en los labios, cuando se ha amado tanto, el recuerdo aflora cada tanto

    felicitaciones por tu trabajo y muchas gracias por tu huella, te he dejado enlazado a mi blog

    desde Chile un abrazo de buenas energías

    ResponderEliminar
  10. Bella fotografia, ideal para la poesia, que aunque tiene un dejo de melancolia, es preciosa. Un placer visitarte, Regreso pronto!

    ResponderEliminar
  11. A veces el recuerdo de un amor permanece sobre nosotros como una losa que no puedes apaartar, sobre todo si los recuerdos no son del todo malos.
    Hola encontre tu casa y me gusta, vendre por aqui a leerte.
    un abrazo de sabores

    ResponderEliminar
  12. Y, mientras ni su corazón ni su alma ni su piel quieran, así seguirá, todo igual mientras espera...

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. He llegado ahora, por una casualidad y me he quedado enamorada de las letras que pones en este tu espacio.
    Con tu permiso me quedo a seguir leyendo el erotismo que, como bien dices, desprenden muchas de tus líneas.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Ufff que tristeza destilan esas palabras. Quizá ella vuelva, quizá es mejor que no lo haga....

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Es precioso este espacio, pues el tema es tratado con una sensibilidad extrema, da gusto dejarse mecer por estas letras.
    La sutileza es dejar entrever y que cada uno desvaríe como desee.
    Me gusta, sí.

    Besitos azules de buenos días, muassssssss

    ResponderEliminar
  16. As manhãs frias,


    Odeio-as, porque me refletem saudades mil



    Um beijo

    ResponderEliminar
  17. Un blog precioso el tuyo, lleno de sensualidad y romanticismo, te sigo, gracias por adentrarte en el mío, eres bienvenida a él, un saludo desde mi sur.

    ResponderEliminar
  18. Qué tristeza invade nuestro ser cuando alguién a quien amamos marcha...es tanprofundo el dolor...tan sofocante el vacio...

    Lo expresas de maravilla

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Melancolia de la ausencia con un dejo sensual. Bello. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Sencillamente estupendo... las palabras son dueñas del pasado que se quedó estático, por un abandono al que justificas, pero no perdonado por esa preciosa y detallada estampa que lo dejó todo... en una hermosa espera.
    Gracias por pasarte por mi blog...
    Y por haberme invitado a este hermoso lugar tuyo.
    Me quedo... con tu permiso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Nada es igual, pero todo continua....

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
  22. Hay camas y amaneceres que rezuman melancolía, tus palabras también están impregnadas de ella.

    Un beso Victor, qué preciosidad de poema!

    ResponderEliminar
  23. Que imágen tan lindaaaaaa y tu poema simplemente maravilloso, los vacíos de soledad son deprimentes y muy tristes y la espera lo es aún más :(

    Besos ^.^

    ResponderEliminar
  24. Sólo te diré (por ahora) que me encanta tu blog, no deja indiferente a quien penetra en él,,,,chapeau amiga.

    ResponderEliminar
  25. Semejante a la paz, que enrojecidamente le precede, por saber que en el otro hemos encontrado abrigo, está el saber con recelo que no hay nada, que el otro es un axioma detenido en nuestra puerta por motivos raros, casi todos producto de su esotérico y duradero egocentrismo...Pensamiento que arde, indefectiblemente, un tiempo después, cuando el amado en un retorno magno, cualquier día, cualquier mes, acaso otro año, pone su frente acalorada en nuestra mano, y su voz dice, es inútil el olvido, mi corazón no late igual sin tu destino...y aunque no vuelva...Hermoso lugar regentas, te soy digno cuando lo digo, es de sentidas palabras una huerta...

    ResponderEliminar