sábado, 12 de mayo de 2012

El viejo roble



El viejo roble

El viejo  y robusto roble de la plaza
esconde entre sus ramas
pedazos de cielo que un pájaro robó.
Esconde nidos de esperanzas
llenos hoy de susurros de vientos
con olor a jazmines.
El viejo y robusto roble de la plaza
esconde entre sus ramas
reflejos de luz
que se resignaron al abandono
y una colección de mariposas, gotas de rocío,
grillos, hojas secas y cantos de cigarras
que guarda con celo para su amada.
El viejo y robusto roble de la plaza
esconde en sus entrañas
tu cuerpo crudo
y besos, muchos besos
que dejábamos caer
en aquellas tardes
cuando su sombra
cobijaba nuestra pasión.